Descripción

Existe una amplia gama de compresores que generan aire comprimido, por lo que la selección de equipos es correspondientemente amplia. Mientras que un modelo pequeño es suficiente para que muchos usuarios privados inflen los neumáticos de las bicicletas, un taller necesita modelos mucho más grandes.

El ASI300 de Black & Decker puede utilizarse hasta una presión máxima de 11 bar.